MENU

16 mil sacos repletos de secretos

La Stasi tenía una manía enfermiza por saber lo que pensaba y hacía la población de la RDA. En su mejor momento contó con 90.000 agentes y unos 170.000 informantes. Tras la caída del muro de Berlín en 1989, los agentes de la Stasi llevaron a cabo su última misión en defensa del socialismo, tratando de destruir los documentos más comprometedores, pero las actas que sobrevivieron a la destrucción ocupan unos 111 kilómetros. La historia en El País.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de usuario * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.